La palabra 

La palabra 
En mí el temblor del nacimiento. 

Todo lo nacido 

ha de ser alimentado y respetado.
Ese caminar… 

por estrechos senderos

extraviada a ratos

andar errabundo

en locura creciente

presa en la hermosa maldición. 
Más me vale condescender 

ante la imposibilidad

que andar perdida

errante en los encantos de la luz.
El pensamiento es creador

frente al abismo de la nada

y es la palabra el divino brebaje.
Se me pedía

por un mandato invisible

se me encarnaba el verbo 

como un temblor de primula

esa fuerza ardiente e implacable 

que exige

la metafórica vocación. 
Las utopías cuando habitan
no se las puede eludir 

aunque uno se rebele contra ellas. 
La poesía desgarrada 

diciendo a voz en grito 

verdades inconvenientes

terrible indiscreta

rebelde

flecha cubierta con curare.
Pensamiento y poesía

suspendidos en la gravedad

volatilidad donde anida el alma

cuanto dolor y cercanía 

cabe en la palabra. 
Vianey Toledo

Belleza Suficiente 

Más allá del fin de mi camino 

quiero mirar belleza suficiente 

comprender con la piel

nunca más la mente 

restituir el absoluto 

sentir y cerrar los ojos 

ser la espiral y el todo 

antes de consumir el tiempo 

antes de calcinar

los soles de los niños 

antes de secar el aire 

y mutilar los vestidos del canto. 
Más allá del pensamiento de la flor 

quiero adormecer el sueño 

hilvanar la historia 

desnudarte humano 

dejar a un lado la esperanza 

y poner a girar las ruedas 

rezarle al manantial 

volver vida el camino 

y por ser el bosque 

el monte, el agua 

yo obedezco

ver  oler  

oír  sentir 

tanta belleza suficiente. 
Vianey Toledo

Licha 

​Soy un pedazo de todas, nací entera y al primero respiro la pobreza me quebró toda. 
Soy tú, ignorándome y pensando que la verdad se oculta en el maquillaje, en una bolsa rosa repleta de objetos para mi inalcanzables. 
Soy la indiferencia, la soledad, los hijos solos, el marido ausente, la cama fría, los zapatos tristes. 
Soy piel viva y alma que respira, mujer entera que todos olvidan sin conocer ni un trozo de mi verdad. 
Soy mujer valiente, muerta y viva, invisible y sólo en mis sopas la vida me sonríe. 
Soy roja inquietud sin permiso de creer, desde aquí no retoña la esperanza. 
Soy madre de hijos que no parí, en tanto a los míos no vi crecer. Extraño misterio que me abraza al amor ajeno. 
Soy sólo una estadística más,
¡una simple mujer más!
A nadie le importa lo que siento…
Nadie vendrá a acariciar mi cabeza que llora, 
nadie vendrá a arruyar a mis hijos. 
Soy semana tras semana
reconocimiento en la ropa limpia y en el arroz perfecto.

Soy otra vez sola, otra vez sin nadie 
y es que el Dios Madre necesita evolución
dejar atrás el mundo confortable
y poder brindar humanidad a  la mujer que soy. 

Sólo hay algo más destructivo que el ego individual  y es el ego colectivo. 
Un homenaje a la maravillosa mujer que acompaña mi vida, y hace más fácil mi tiempo. 
Gracias infinitas Licha.

Vianey Toledo

Ilusiones 


Su respiración huele a noche
estrellas dibuja en el silencio
su mirada sosiego de luna
oasis del recuerdo
en su llanto
baila obsceno el poema.

Son de espuma sus suspiros
dulce sabor de madrugada
lento
tibio
azul
redondo es su sollozo
serenata de búho.

Su temor se disuelve
en la oscura belleza
conjuro de bruja
astros
sapos
galaxias
logia del relámpago.

Su destino
no logra señalar ningún mapa
peligrosas
las ilusiones que se cumplen.

Una playa interminable
sin mares
ni soles
un sueño
de abstracto razonamiento.

Intente captar su mirada
pero sus ojos
estaban más allá de este mundo
en un centro lejano
místico y aterrador.

Saco la cabeza del nido
se vistió de éter
vómito pecados
memorias
almas
y agonizo tormentas
sobre la arena de imán.

Vianey Toledo

Hermoso es llorar

 

8189_10153551593507880_5411209694308108187_n

Camino tantos días

sin elevarme al sol

ando… a razón de suelo

pasos en verso

construyendo la canción.

 

Callo y siento el vacío

bajo el sol

mi piel es silencio

dorada caricia

en tu boca

gira la luz del instante.

 

¿Dime,

acaso no es preciso,

darse cuenta

de lo inmenso?

 

Resulta

que es perfecto el viaje

con tu voz de flecha

y tus ojos ardientes.

 

Exhala el gemido

baila la tormenta

los espejos

te creen y suspiran

que sabe hermoso llorar!

FRìo

capdelhombre3 Oswaldo Guayasamin

Cuando se juntan los fríos

se hace el miedo

filoso

despiadado

asesino.

 

Se clavan hiriendo el pecho

y abren la piel

con sus delgadas garras.

 

Son tiempos para recordar

al niño sin techo

al perro en la azotea

al amor ausente

y a la helada muerte.

 

2027

18115526996_0c3bf304e2_b

Nuestra historia

bellísima

tristísima

remotísima …

 

Y sufre la piel el silencio

algo en nuestro fuego se apagó

el orgullo de mi raza

tocó las golondrinas

y casi se extinguió.

 

Y por ese casì

sangran y gritan mis palabras

se retuercen mis tripas

y queman las brasas mi pecho.

 

Andamos con los pies descalzos

los ojos ciegos

y el corazón tan mutilado.

 

Somos maíces desnutridos

en un viento inmóvil y putrefacto

el fuego se ahoga

se debilita

y suplica.

 

Andar de pasos perseguidos

andar sin rumbo

andar de nadie

andar de nada.

 

Andar así es fatigante

es falso

es quedarse.

 

Muertos cada mañana

en cada esquina

en cada instante.

 

Unos morimos de miedo

otros de hambre

ellos y ellas asesinados.

 

El águila ha sido devorada

la serpiente descarnada

y los colores castigados.

 

Canícula de tantos años

los pies quemados

la fuerza dormida

los ojos agrietados

y el alma vendida.

 

¿Dónde se quedò

el valor

la sabiduría

dónde la fuerza

el coraje

dónde la magia?

 

¿En dónde?

 

Sabes…

 

El Fuego

aún sigue encendido

nosotros los Tlacuaches

andamos con los pies danzando

los rostros erguidos

los corazones uno

aunque herida la herida

porque faltas Tú.

 

Sabías

que

aún hay Fuegos nuevos

el Cerro de la estrella

cada 52 años.

 

¿Sabías?

 

2027 el siguiente

 

¿Sabías?

 

@VianeyToledo